Tag Archives: Poesía

Presentación de “Aquel vivir del mar. El mar en la poesía griega” de Aurora Luque

aquel-vivir-del-mar

«Los versos de todos los poetas de la Grecia Antigua están recorridos de ritmos y rumores marinos, de estertores de olas; de las espumosas crines de los hipocampos, del brillo elástico de los delfines, de los centelleantes senderos líquidos, solares o lunares. La imaginación helénica del mar es copiosa y tonificante. Nos surte de una memoria entrecruzada de barcos, de hombres y de dioses; de delfines miríficos, de golpes de remos, de vientos húmedos, de mástiles que no olvidan su destino amparador de árbol en el mar, de cadáveres semidevorados de marineros, de conchas ofrecidas como exvotos, de redes exhaustas, de olor de algas, de puertos saludados».

Aurora Luque habría deseado que en su primera juventud existiera una antología de las múltiples voces que cantaron al mar en griego a lo largo de un periodo de más de mil años. Al no encontrarla, decidió emprender ella misma la tarea: Aquel vivir del mar es su invitación a compartir el trayecto que va de Homero y Hesíodo a poetas tardíos como Filodemo o Rufino con quienes, como ella, aman el Mediterráneo.

La poeta y traductora almeriense, invitada por la Asociación Sociocultural Filohelena “Periplo”, realizará una lectura de varios fragmentos de la antología y comentará sobre los diferentes poetas que aparecen en sus páginas.

al

Aurora Luque (Almería, 1962) es, ante todo, poeta, aunque practica actividades en campos aledaños vinculados siempre a sus tres líneas principales de interés: el mundo clásico, la literatura de mujeres y la traducción. En este libro descubrimos una preciosa recopilación de poemas antiguos, que sin embargo se nos revelan vigentes, llenos de dinamismo y frescura gracias a la inspirada traducción de Luque.

El acto tendrá lugar el viernes 29 de septiembre a las 19:00 horas en el Centro Municipal de Ibaiondo (Edificio de la Bolsa), C/ Pelota, 10, Bilbao. Se firmarán ejemplares de libros de la autora previamente adquiridos.

Al día siguiente, sábado 30 de septiembre, a las 19:00 horas la antología se presentará en la Librería Gil, en la Plaza de Pombo de Santander. Se firmarán ejemplares del libro.

La entrada es libre y gratuita hasta completar aforo.

Blog de Aurora Luque: http://auroraluquepoeta.blogspot.com.es/
Más información sobre el libro: http://www.acantilado.es/catalogo/aquel-vivir-del-mar/

Encuentro con la poeta Aurora Luque

17036575_1273052809397597_714275075_o1

Aurora Luque en el Edificio La Bolsa

Las palabras que Las Suplicantes de Esquilo dirigen al rey de Argos en demanda de asilo, resuenan en la Biblioteca de Bidebarrieta de Bilbao con una dolorosa actualidad en esta semana de BilbaoPoesía que este año lleva por título “Poesía Refugio/Babesleku”.

Mira solícito por nosotras; sé nuestro piadoso patrono, como es justo. No hagas traición a una fugitiva a quien una impía violencia ha sacado de tan lejanas tierras…
(Teatro griego, Ed. Edaf, Madrid, 1970.)

Pero el rey duda y decide consultar a la Asamblea; mientras, llegan los egipcios y las llevan de nuevo a la fuerza a su país donde quedarán para siempre reducidas a la esclavitud.

Y es la voz de Aurora Luque, poeta, traductora, filóloga, filohelena, quien nos ofrece este pasaje con su tono claro y vibrante. Nos trae además algunos de los poemas publicados y premiados a lo largo de los últimos años en sus obras Problema de doblaje, (1990), Carpe noctem (1994), Carpe amorem (antología de su poesía amorosa) (2007), Personal y político (2015).

Es también una excelente traductora de los poemas de Safo (Safo. Poemas y testimonios. El Acantilado, 2004), donde consigue que los versos fragmentados revivan con intensidad y frescura:
Eros ha sacudido mis entrañas
como un viento abatiéndose en el monte
sobre las encinas. 

Asimismo, ha recogido en dos antologías el tema del mar (Aquel vivir del mar. El mar en la poesía griega. El Acantilado, 2015) y de Eros (Los dados de Eros. Antología de poesía erótica griega en los textos clásicos. Hiperión, 2001).

En sus poemas hay ecos de los poetas griegos (ÁLVAREZ VALADES, J. Tradición clásica en la poesía de Aurora Luque: Figuras, formas e ideas. Renacimiento, 2013), y de los no-griegos que los admiraron: Hölderlin, Cernuda y otros.

Por encima de la catástrofe que nos ronda, está el amor y su reverso, y Aurora Luque lanza una mirada abierta al mundo y nos habla, dejando que las metáforas de la vida cotidiana irrumpan en sus versos, de «ese poso de café negro que nos queda dentro.» Pero también transmite la capacidad de disfrutar de la vida, invitándonos a dejar que «se pose en nuestros párpados» la línea azul del mar.

14724164_1296573473708468_491080943_o1

Marisa Diez Ezkerra haciendo de cicerone, 17/10/2016

16113426_1225857914117087_8709239951227159826_o1

Con Vicky Rouska, secretaria de “Periplo” y ex alumna de la poeta

En su paso por Bilbao, nos dejó un rastro de energía y de luz, y esperamos que se llevara en su mirada oscura un recuerdo de las calles estrechas de Bilbao la Vieja, y de nuestro paseo junto a la ría.

Marisa Diez Ezkerra
Vocal de “Periplo”

El festival BilbaoPoesía acoge el recital “Poesía Refugio”

bilbaopoesia

Bidebarrieta Kulturgunea −espacio dentro de la Biblioteca de Bidebarrieta− acogerá, a partir del 13 de octubre y durante nueve días, el gran encuentro anual de Bilbao con la poesía, con una programación que incluye música, recitales y encuentros con destacados autores. Bajo el título “Poesía Refugio”, BilbaoPoesía, organizado por el Ayuntamiento de Bilbao, reunirá a una veintena de autores, entre ellos, Adonis, Jaime Siles o Eloy Sánchez Rosillo, y se clausurará el día 21, con un espectáculo escénicos final dedicado a la poeta polaca Wislawa Szynborska, con las actrices Amaia Lizarralde, Helena Golab y Ana Pimenta.

AGENDA / BILBAOPOESÍA: “POESÍA REFUGIO”

Lugar: Bibebarrieta Kulturgunea (Biblioteca de Bidebarrieta)

13 OCTUBRE / Hora: 19:30

“La poesía dice la verdad”
Encuentro – charla con el poeta y ensayista Ali Ahmad Saïd Esber “Adonis” (Siria, 1930)
*El encuentro se desarrollará en francés con traducción simultánea
**Entrada: 2 euros. A la venta en la Biblioteca de Bidebarrieta

14 OCTUBRE / Hora: 19:30

Gabriel Arestiren Eguna
“Euskaltzaindiko Gabriel Aresti Ondarea”
Jon Kortazar. Catedrático de la UPV-EHU
Arkaitz Estiballes (Bertsolari)
(En euskera)

15 OCTUBRE / Hora: 19:00

Homenaje: “Poemas para Pablo”
Pablo González de Langarika (Bilbao, 1947 – 2016). Director de la Revista Zurgai
Participarán entre otros: Blanca Sarasua, Miren Agur Meabe, Juanra Madariaga, Fernando Zamora, José Fernández de la Sota e Itxaro Borda

15 OCTUBRE / Hora: 21:00

Lugar: Hika Ateneo
“Refugio Rap”
Sara Hebe (Argentina, 1983)

17 OCTUBRE / Hora: 19:30

Recital: “Derecho a refugio”
Josefa Parra (Jerez de la Frontera, 1965). Poeta
Aurora Luque (Almería, 1962). Poeta
Miren Agur Meabe (Lekeitio, Bizkaia, 1962). Poeta

Música:
Taide Quintana. Arpa
Itziar Basterretxea. Violín
Iñigo Basterretxea. Chelo

AURORA_LUQUE_Jose_Andujar_web

Aurora Luque, filóloga clásica, poeta, traductora, editora y articulista, siempre ha estado especialmente vinculada al mundo clásico grecolatino. En esta ocasión leerá poemas suyos y también varios fragmentos de la traducción que está realizando actualmente de las Suplicantes de Esquilo, brindándonos la oportunidad de reflexionar y establecer paralelismos entre ese texto y la realidad de los refugiados de hoy.

18 OCTUBRE / Hora: 19:30

Recital: “Laranja bat zaborretan. Bidaia Literario eta kritiko bat”
Patxi Zubizarreta (Ordizia, 1964). Voz
Mintxo Cemillán (Madrid, 1961). Pincel
Pello Ramirez (Ordizia, 1966). Chelo

19 OCTUBRE / Hora: 19:30

Recital: “Al amparo de la palabra”
Jaime Siles (Valencia , 1951). Poeta
Eloy Sánchez Rosillo (Murcia, 1948). Poeta
Eduardo Moga (Barcelona, 1962)

20 OCTUBRE / Hora: 19:30

Conversación: “Redoble de conciencia”
Fanny Rubio (Linares, Jaén, 1949). Escritora
Ramón Andrés (Pamplona, 1955). Ensayista
Adolfo Celdrán (Alicante, 1943). Cantautor

21 OCTUBRE / Hora: 19:30

“Saltaré sobre el fuego y otros poemas”
Espectáculo sobre poemas de la poeta polaca Wislawa Szynborska
Amaia Lizarralde. Antzezlea / Actriz
Helena Golab. Antzezlea / Actriz
Ana Pimenta. Antzezlea / Actriz
Iñaki Salvador. Pianoa / Piano

Todas las actividades serán gratuitas, salvo el encuentro con el poeta sirio “Adonis” que será con entrada (2 euros).

Más información: www.bilbaokultura.net (Sección: Bidebarrieta Kulturgunea) o en el teléfono 010.

17oct

El compromiso pacifista de María Farantouri

DSC05272a

Farantouri con el periodista

El periodista y escritor bilbaíno Alberto López Echevarrieta que asistió al concierto de María Farantouri en Bilbao, le dedica un artículo a esta magnífica artista en la revista digital Artes Hoy.

Sala BBK de Bilbao, el 14 de noviembre de 2015

“Aún no he salido del shock que me ha producido la noticia de los atentados en París. Es difícil de asumirla cuando viajas cantando a la paz. Llevo en mi repertorio el tema ‘Paz’ que compuso Mikis Theodorakis cuando era un adolescente dedicándosela a los hijos de los emigrantes que pierden la vida en el Mar Egeo. El argumento no puede ser más actual”. Me lo dice María Farantouri, una de las damas de honor en la historia contemporánea de Grecia junto a Melina Mercuri e Irene Papas, al terminar el recital dado en Bilbao al día siguiente de los atentados yihadistas. La cantante, que ha jugado un papel importante en el movimiento para el renacimiento de la música griega como musa del gran Mikis Theodorakis, es todo un símbolo en el país helénico que conoce la lucha infatigable que llevó a cabo contra la dictadura de los coroneles con las únicas armas de su rica voz de contralto y la gran expresión dramática y lírica que posee.

Las canciones que ofrece cuando ya linda los 70 años de edad no tienen desperdicio en sus mensajes. La mayor parte de ellas están compuestas por el creador de Zorba, el griego y abordan esos temas que últimamente, con la simple lectura de los periódicos, nos ponen los pelos como escarpias. Algunas hacen referencia a los emigrantes que salen de su país no sólo buscando la libertad, sino también salvaguardando sus vidas. Es el caso de El náufrago, un expatriado que lucha contra las olas, y Sangre del amor y Una la golondrina, ambas basadas en poemas del Premio Nobel de Literatura Odiseas Elytis que hablan del valor de la vida cuando una persona lucha por la justicia y la libertad.

Mauthausen, Neruda y Lorca

Farantouri, a quien el presidente de la democracia griega, Constantino Stephanopoulos, concedió la Cruz de Oro de la Orden del Fénix en reconocimiento a su contribución a la canción griega, ha manifestado su postura antibelicista poniendo voz a La balada de Mauthausen, una de las obras cumbres de Theodorakis con poemas de Iákovos Kambanelis. En uno de ellos, El cantar de los cantares, encontramos a un preso en el campo de concentración nazi busca desesperadamente a su amada, también internada y en condiciones de extremas de vida. Por otra parte, doy fe que el estreno del Canto general, de Pablo Neruda, en el Estadio Panathinaikó de Atenas, supuso uno de los más grandes acontecimientos musicales de la Grecia moderna. No sólo por la obra en sí, en la que María Farantouri y Petros Pandis tuvieron protagonismo vocal, sino por cuanto suponía el retorno de Theodorakis a su patria.

Farantouri no puede ocultar su fascinación por Federico García Lorca. “En Grecia le consideramos como un poeta propio y estamos muy familiarizados con su obra”, dice. En el repertorio incluye el Prendimiento y Muerte de Antoñito el Camborio y el Café de Chinitas, poemas adaptados al griego por Odiseas Elitis. ¡Hay que escucharle a María cantar a Lorca! Sobrecoge su calidad melódica y sentimiento.

Clipboard04b

María Farantouri con los músicos Henning Schmiedt y Volker Schlott

Comprometida políticamente

“Las ideas fascistas han constituido siempre un problema. El avance que ahora experimentan en Europa nos debe hacer pensar seriamente. Yo lo considero un peligro”, dice esta mujer tan sensibilizada por los problemas derivados de la crisis mundial. María Farantouri canta al trabajador que marcha al extranjero, lejos de su familia, para buscar trabajo en Tu pañuelo, mi querido Juan. Y al hombre que vuelve del exilio y, después de muchos años, vuelve a caminar por las viejas calles de su querida ciudad, donde no conoce a nadie ni nadie le conoce a él. Es el poema Viejas calles, original de Manolis Anagnostakis al que Theodorakis dio forma musical conjuntamente con El muchacho sonriente, un poema del irlandés Brendan Behan adaptado al griego por Vasilis Rotas y que se incluyó en la banda sonora musical del film Z, de Costa Gavras. Se narraba en esta película –lo recordará el lector– el atentado que costó la muerte de Grigoris Lambrakis, diputado de izquierdas y luchador por la paz, al que asesinó la ultraderecha el 22 de mayo de 1963 en Tesalónica.

María Farantouri siempre ha mostrado su agradecimiento a Mikis Theodorakis que contó con ella y con Petros Pandis para sus grandes éxitos. En su libro La abeja y el arquitecto, el presidente de la república francesa François Mitterand dice: “Para mí Grecia es María Farantouri. Así es como me imaginaba a Hera, un ser puro, fuerte y vigilante. Nunca he encontrado otro artista capaz de darme un fuerte sentido de lo divino”.

Algo tiene el Mediterráneo

Ella es consciente de que los aires del Mediterráneo influyen en la atención que muestra con el medio ambiente y la naturaleza. Ejemplos de ello los tenemos en El pájaro, una bonita canción con letra de Minos Arguirakis y música de Manos Jatsidakis, de quien también es La pesadilla de Perséfone, una protesta ecológica que denuncia en su texto Nikos Gatsos en torno a la explotación insensata de la naturaleza y la profanación que supone la industrialización de los lugares sagrados. Toda una pesadilla para Perséfone, que según la mitología griega pasa seis meses bajo la tierra esperando la llegada de la primavera para salir al sol a vivir junto a su madre Deméter, diosa de la agricultura.

“Su voz es un regalo de los dioses del Olimpo”, dijo de ella no sin razón el periódico The Guardian, un Olimpo siempre presente en esta extraordinaria mujer que transmite y contagia sus sentimientos con las suaves notas del inicio del poema emblemático de Yannis Ritsos y música de Theodorakis No llores por Grecia, y con el vibrante y estremecedor final: “Aunque la veas agacharse / con el puñal en la espalda, / con la correa en la nuca / nunca llores por Grecia. / La patria siempre renace, / coge fuerza, se levanta / y a la bestia con arpón / de sol y luz la traspasa”.

María Farantouri consideró que las canciones que componían este recital eran su humilde tributo a las víctimas de los atentados en París.

Fuente: www.arteshoy.com

Sobre Manos Jatsidakis

004

A las personas que se han ido, pero permanecen vivas, las tenemos a diario situadas en nuestro interior y las llevamos dentro a lo largo de toda nuestra vida.
Manos Jatsidakis

Somos muchos los que todavía tratamos de averiguar por qué Manos Jatsidakis sigue siendo tan actual hoy en día. Por qué sus palabras y su música se mantienen todavía tan vivas. Será porque no alcanzamos a conocer la verdad a través de ”sabios” profesionales, políticos o científicos. La conocemos por artistas y poetas. Por la gente que nació con esa intuición especial que les permite comprender el mundo. Somos muchos los que tratamos de entender por qué cada día que pasa echamos más en falta a Manos. Quizá porque Grecia sería de otra manera si dos o tres personas como él estuvieran aún entre nosotros. Quizá porque los griegos, aún sin saberlo, tendrían a su lado un apoyo para soportar su soledad. Un adolescente me dijo hace tiempo: «Su música me gusta más que la de todos los otros. La comprendo, es como si me dijera: Estás triste, hoy, lo sé, pero no importa. Ya se pasará. Mañana se pasará… »

He preferido en vez de una escueta biografía de Manos Jatsidakis, recopilar algunas de sus frases–observaciones más intervencionistas acerca de la sociedad neogriega, debido a que Jatsidakis no era tan solo un gran compositor griego. Era un intelectual de la vida y un anarquista del espíritu, cuyas composiciones melodiosas marchaban a la par de sus posturas sobre los asuntos públicos y la vida de sus coetáneos.

De la memoria (julio de 1988): Si tuviera mucho dinero, habría retirado todas las cesiones de derechos que he hecho a editores y haría desaparecer todas mis obras. Nada sería más hermoso que quedar –por el tiempo que sea– en la memoria de cuantos compartimos conversaciones. ¿Porque después de la muerte qué es lo que nos espera? La incapacidad de varios saqueadores de tumbas sobre nuestros cuerpos sin vida…

No es una casualidad, según las palabras que hemos citado, que Jatsidakis sintiera verdadera aversión por Los chicos del Pireo, la canción de la película Nunca en domingo, la cual ha sido traducida a 120 idiomas y versionada hasta por los Papúa en Nueva Guinea. Un día lo llamó el dueño de un reputado cabaret de Las Vegas. Le propuso ir allí a tocar música tres noches apenas durante un cuarto de hora cada vez. Su remuneración serían 500.000 dólares. La única condición era que cerrara cada actuación con Los chicos del Pireo. ¡Fue la gota que colmó el vaso! Acto seguido Jatsidakis llamó a sus abogados en EEUU y les comunicó que quería vender los derechos del tema. Finalmente los vendió por 100.000 dólares, cuantía por la cual compró su casa. ¡El contrato de venta era comparable a una novela, de hecho superaba las 600 páginas! En cuanto a la famosa estatuilla de los Óscar que ganaron Los chicos del Pireo, hoy está de vuelta en la casa de Manos. Colocada en un estante, mirando a la pared. Su reverso recuerda que su señor y dueño nunca la amó…

Esto es lo que dijo Manos Jatsidakis en diciembre de 1985 sobre los caídos: «Los que quedan encabezan los desfiles, dan discursos, conceden entrevistas televisivas y jamás, ni una sola vez, les he escuchado hablar en conmemoración de los que perdieron la vida, que no están en posición de hablar hoy… »

Y cuando en 1993, poco antes del final, Jatsidakis estaba ingresado en el mismo hospital, en habitaciones contiguas, que el poeta Premio Nobel y amigo suyo Odiseas Elitis, la historia nos dejó en herencia un estremecedor diálogo poético entre los dos: «¿Por qué hemos hecho todo esto, Manos? Mira la decadencia a tu alrededor», dice Elitis. Y Jatsidakis contesta: «Lo hemos hecho para nosotros y para nuestros amigos. Además Grecia se murió hace mucho tiempo y vivía solo en nuestros sueños… »

El concepto de Grecia fue motivo de reflexión para Manos Jatsidakis a lo largo de toda su vida, para él que fue un cosmopolita, que vivió sus años más hermosos en el Londres de Rolling Stones y en el multicolor San Francisco hippie. No pudo, según él mismo, vivir de forma permanente en el extranjero y desarrollar una carrera más grande sin duda, puesto que era inconcebible para él no solo comunicarse, sino también pensar en otro idioma que no fuera el griego. Esto es lo que decía acerca de lo anterior en agosto de 1979 a través de la frecuencia del Tercer Programa de la Radiofonía Griega: No me gusta pasarme de ser muy griego. Lo soy en la medida en que lo soy. Ha llegado el tiempo en que el concepto de Griego deje su lugar al concepto de Humano. Y creo que entonces vamos a conectar con una tradición más profunda que, casualmente, también es totalmente griega. Por desgracia no somos descendientes de los autores trágicos, sino, tan solo, descendientes de vasallos y emigrantes.

¿Qué diría Manos Jatsidakis hoy que el partido de extrema derecha Amanecer Dorado mata a emigrantes por la calle y en general asesina «cualquier cosa que se mueve»? ¡Nada nuevo! Lo dijo todo y de una vez por todas en febrero de 1993, un año antes de fallecer: «El neonazismo, el fascismo, el racismo y todo tipo de conducta antisocial y antihumana no proviene de ideología alguna, no contiene ideología, no constituye ideología. Es la manifestación magnificada de la bestia que llevamos dentro sin ningún impedimento a su desarrollo. El único antibiótico con el que contamos para combatir esa bestia interior es la Educación.»

Ciertamente, Jatsidakis amó la educación desde pequeño, no la de los conservatorios, la educación museística, sino la de la luna, de los poetas y las estrellas. El arte no tenía para él certificado de nacimiento, como tampoco a fin de cuentas tenía país de origen.

Cuando en el año 1972, durante la Dictadura de los Coroneles, vio la luz el disco Ο Μεγάλος Ερωτικός (Magnus Eroticus), una obra que supuso un epítome de la música griega culta, los periodistas atacaron a Jatsidakis. Escribieron en su momento: «El pueblo está luchando y Manos Jatsidakis nos trae cancioncillas de amor.» ¡Así de necios se mostraron! Olvidaban que, también según Georges Bizet, compañero de Jatsidakis, ¡no existe ni existirá mayor revolución que el amor! Y cuando poco más tarde, durante la Transición política, los jóvenes llenarían los estadios y llegarían a delirar con los conciertos de Mikis Theodorakis, ¡Jatsidakis compondría Ελλαδογραφία con los versos de Nikos Gkatsos e intérprete al mismo Mikis Theodorakis! Tuvieron que pasar varios años hasta que en julio de 1988 Jatsidakis hiciera su propia valoración del concepto Artista revolucionario: «Jamás los revolucionarios ni los derrocadores han sido grandes artistas. Los que apechugan haciendo una revolución no tienen tiempo para hacer Arte perdurable… »

Hoy, 21 años después de su fin biológico, el compositor y poeta Manos Jatsidakis que tenía la capacidad de ver más allá de su época, permanece más actual que nunca. Sus canciones no han dejado de versionarse tanto en el mundo discográfico como en conciertos, y sus textos tienen una enorme repercusión entre los jóvenes, sobre todo a través de Internet.

He querido concluir mi texto, que espero que haya servido para que conozcan un poco a este gran personaje griego, de nuevo con sus palabras, indicadoras de la situación a la que ha llegado nuestro país: «Si Grecia nunca muere, eso significa que nunca va a resucitar. Que estará eternamente sin resurrección, puesto que nunca aceptó morir.»*

Antonis Boskoítis, cineasta y periodista.

* Se refiere a la marcha patriótica Η Ελλάδα ποτέ δεν πεθαίνει (Grecia nunca muere).

Texto escrito en homenaje a Manos Jatsidakis a raíz del 90 aniversario de su nacimiento para “Periplo”.

Presentación del poemario “Aniversario” de Dimitris Angelís en Santander

17_02_2015_A_CAMUS

El viernes 14 de agosto a las 19:30 h en la Librería Gil de la Plaza de Pombo de Santander, se presentará el poemario Aniversario (Valparaíso Ediciones) del poeta griego Dimitris Angelís.

En el acto, que organizan la Librería Gil y la Asociación Sociocultural Filohelena “Periplo”, intervendrá el autor homenajeado, así como el poeta torrelaveguense Carlos Alcorta. Se recitarán poemas de Aniversario y Angelís firmará ejemplares del libro.

Dimitris Angelís (Atenas, 1973). Es una de las voces más personales de la nueva poesía griega, en la que tradición y modernidad se conjugan para explicar los problemas de nuestro tiempo. Doctor en Filosofía, dirigió la revista literaria Nea Efthini y actualmente Frear (Pozo). De sus libros de poemas destacan Filomila (1998), Una muerte más (2000), Aguas míticas (2003), Aniversario (2008) y Confirmando la noche (2011). Además, ha publicado libros de ensayo y de relatos. Aniversario fue reconocido por la Academia de Atenas con el Premio Porfyras y fue finalista del Premio Nacional de Poesía.

Entrada libre y gratuita hasta completar aforo.

TRES POEMAS SOBRE LA CRISIS

1.

Comienzo del nuevo día, horcas puntiagudas
los dos primeros palos del sol.

Abre el cuaderno, poeta: ¡Escribe!

Cuidado con los nuevos lanceros, emigrante: ¡Tienes hermanos!

Araña el muro de musgos, niño recién despertado: ¡Vive!

Porque cada mañana tiene su niño, su poeta y su emigrante.
Y cada noche su muro ineluctable, su libro amargo, su brusco capitán de armas.

Igual que tú vistes la ferocidad de tu belleza para galopar
yo me quedo apartado y te admiro como caballo
de la estepa más mía.

2.

Mi ciudad hoy es una niña inmadura,
asustada, con un vestidito sucio,
se sienta en los escalones de su edificio,
tiende la mano a los transeúntes,
recoge dientes partidos,
echa pastillas en la acera, grita
pío pío a las palomas para que se acerquen,
y cuando no la miran
les saca la lengua.

Mi ciudad hoy es una niña inmadura,
bandera de una terquedad roja su vestidito sucio;
abraza sus rodillas desolladas, arruga los labios,
decapita mariposas, quema contenedores de basura;
con los botines de su saqueo prepara
un nuevo collar,
viene su madre, le tira de la oreja,
se niega a su madre
se niega a crecer,
nunca habla.

Cada tarde toca música
contando con una cuchara los rombos
de la tela metálica.

3.

La luna corría por las venas de los árboles,
dándoles un aspecto de muerte
plateada.

El adivino, contando en su mundo inhóspito otras sombras,
las llamaba ciervos.

El vendedor ambulante ofrecía sus recuerdos de los patíbulos
de las viejas baronías.

Todos los compraban.

Y el asesinato tenía una belleza brutal
como en Macbeth.

Traducción de Virginia López Recio

[Ver el vídeo de la presentación del poemario]

Reportaje: Presentación en Madrid del poemario «Reflexiones en un sacro jardín marino»

thalassokipos_001_lpg

Petros Malamidis – “Reflexiones en un sacro jardín marino”
Edición bilingüe griego-español
Traducción de Vasiliki Rouska y Emmanuel Vinader
(Editorial Sial Pigmalión – Madrid, 2015)

A mediados de junio de 2015, tuvo lugar en Madrid la presentación del poemario Reflexiones en un sacro jardín marino de Petros Malamidis.

El público hispanohablante tomó por primera vez contacto con la obra en la Feria del Libro de Madrid, en la caseta 242 de la editorial Sial-Pigmalión, donde el poeta firmó ejemplares del libro. Igualmente, en el marco de la Feria del Libro, esta edición bilingüe en griego y español recibió el premio “Escriduende” en la categoría de Mejor obra traducida, en el edificio Casa de Fieras de El Retiro. La traducción corrió a cargo de Vasiliki Rouska y Emmanuel Vinader.

Este fue el tercer año en que se otorgaron los Premios “Escriduende”, que tomaron su nombre de la conocida leyenda del duende del parque de El Retiro, de quien se decía que, en tiempos de Felipe V, hacía que las flores del parque floreciesen como por arte de magia. De hecho, cada otoño el parque se llenaba de hojas y colores. Ahora, cada primavera se llena nuevamente de hojas, pero esta vez gracias a la Feria del Libro de Madrid.

La presentación del libro se celebró el lunes 15 de junio, a las 7 de la tarde, en el histórico Café Libertad 8, en pleno centro de Madrid. La Embajada de Grecia en la capital española, en consonancia con el propósito de difundir la lengua y la cultura griega, apoyó el evento no solo moralmente, sino también con la presencia de la responsable del Departamento de asuntos educativos y culturales, la sra Vasia Mourika, y de la responsable de la Oficina de Prensa, la sra María Siadima.

En primer lugar, el presidente del Grupo Editorial Sial-Pigmalión, Basilio Rodríguez Cañada, presentó y coordinó el evento (ver el vídeo de su intervención). Seguidamente, el poeta Petros Malamidis tomó la palabra (su discurso puede leerse más abajo) y, a continuación, hablaron sobre su trabajo los traductores del libro, Vasiliki Rouska y Emmanuel Vinader. Después, este último recitó poemas en español junto a la coordinadora de la edición, Sofía Roilidou, que expresó su agradecimiento y recitó poemas en griego. Por último, el profesor y helenista Bernardo Souvirón habló sobre el poemario y dio una breve conferencia sobre el valor del humanismo, cuyo espíritu encontramos extendido por todo el libro.

La obra de Petros Malamidis forma parte de una serie de publicaciones de poesía bilingüe del grupo editorial, y como tal contribuye a la difusión de la literatura griega en el mundo de habla hispana.

10007313_10153315856381327_4136200311688431044_o

Feria del Libro de Madrid, caseta 242, Grupo editorial Sial Pigmalión

15-06-14 FeriaPremioDomingo (35)

Premio Escriduende al Mejor libro traducido

15-06-14 FeriaPremioDomingo (60)

El autor del libro con los traductores y el premio recibido

03

Petros Malamidis presentando su libro

10

Todo el equipo al finalizar la presentación


La intervención de la coordinadora de la edición


La intervención del helenista Bernardo Souvirón


Clausura del acto por el editor Basilio Rodríguez Cañada

A continuación sigue el texto que leyó el autor en la presentación de su libro:

En primer lugar me gustaría agradeceros a todos, sin excepción, por compartir este momento con ocasión de algo que he escrito. Con el presente texto no pretendo analizar el contenido del libro, sino a grandes rasgos hacer comprensible un mecanismo complejo que me condujo, al igual que a muchos otros autores, a escribir una obra.*

Me pregunto si de verdad existen obstáculos, y sin embargo empezaré por ellos. Por mucho que intentara en mi interior la palabra liberarse, esos obstáculos le sellaban la boca. Entonces, la palabra se partía en pedazos, se recomponía, como cuerpo vigoroso y firme como un puño, cada vez más vehemente se abalanzaba hacia afuera. Un obstáculo, desde mi niñez, cuando empecé a urdir versos, a veces mundanos y graciosos, y otras veces ininteligibles hasta para mí mismo, fueron mis queridos padres. La dulce preocupación de la madre y del padre, que en medio de su pobreza soñaban un futuro mejor para su hijo; que no les saliera sensible, con la cabeza en las nubes, parvo o, aún peor, Poeta. Otro obstáculo más, la educación obligatoria. Un mecanismo criminal para la conciencia que todavía no sé distinguir si en primer lugar crea el molde para el accesorio o al revés. A continuación llegaron amores, como de costubre cuantiosos, y el intento de conquistarlos con cualquier mezquindad de la que un conquistador debe valerse según los actuales estándares que impone la sociedad. Diversas creencias políticas para el cambio de toda una sociedad sin saber, pobre de mí, cuál era mi papel y cuál era el inicio de mi itinerario interior para empezar de alguna manera a existir en este mundo. El catálogo de las dificultades es interminable y seguirá existiendo. Se me antoja de la siguiente manera: como máscaras que sin querer aprendes a llevar desde tu nacimiento y cada vez más te alejas, sin tomar conciencia de tu verdadera persona. Y si la circunstancia lo trae, o si tú mismo la persigues, recoges lo que queda de tus fuerzas y comienzas a destruir a ciegas, sin saber el qué. La creación, de facto, te espera ya en algún lugar.

Por una parte, pues, están los obstáculos, y por otra, un grito. Como dos enemigos ancestrales, y yo un observador, a la defensiva, de su ataque inminente. Unas veces dominado por una alegría inexplicable, y otras por el terror. Como una dramática lucha próxima a comenzar en medio del intento de no perder el contacto con el mundo exterior, comer, dormir, conseguir un jornal; y sin embargo, todo lo externo, con regocijo narcisista, me parecía poco. Dirías que lo externo, esa poca cosa, no llegaba a alimentar lo mucho, lo interior, ¡lo que venía después! Y entonces, como siempre, sin estar preparado, todo aquello dispuesto a batallar, desenfundó espadas, atacó, hizo sangrar el alma, sangre que goteaba y se convertía en verso. Lucharon las dos fuerzas, se fundieron, se convirtieron en una; algo en mi interior moría lentamente, y yo con él, lleno de vida, fascinado, la muerte y la vida, unidas en un mismo trayecto, uno solo y dispuesto a la lucha, en el que cuanto cosechaba otro tanto sembraba, y finalmente su flor terminaba siendo una sola, y su nombre Amor. Viejos obstáculos, enemigos y aliados ancestrales, se convirtieron en uno y no los podía distinguir.

Tras semejante choque “entre dioses y demonios”, luchaban y se aliaban mis reflexiones, como en un cortejo orgásmico, y antes de darme cuenta ya se gestaba dentro de mí el Jardín Marino. Una poesía que estaba experimentando y que siempre había querido leer, se escribía con dolor, con alegría. Como si estuviera inmóvil y tuviera frente a mí un espejo en el que viera el tiempo atravesar con ímpetu mi cara, y yo, como un observador, me detuve luego a sopesar, qué queda y qué no queda, qué me nutre y qué no. Y vi caer una a una las oscuras máscaras. Y unas veces algo brillaba ante mí y otras se oscurecía.

Hasta que descubrí las raíces y de nuevo me encontré allí donde había empezado: En la más absoluta soledad. Pero cuanto más solo creía que estaba, igualmente solos e impotentes estaban todos a mi alrededor. Callaron las inagotables pasiones, las pérdidas, el miedo a la muerte, a la par que su semilla espinosa comenzaba a brotar sangrienta, llena de vida. Me agarré, pues, de nuevo allí donde había empezado. Pero ahora yo era diferente. Sabiendo ahora con certeza que ante esta Magna profundidad nadie se detiene sino que apenas empieza a andar. Y en ese momento, con el pensamiento como aguja y el corazón como vela, o al revés, se dispuso la mano a tejer las reflexiones. Y esa mano aunaba las soledades, y en el fondo de la tristeza miraba la alegría de la colectividad. Y surgió la duda: ¿A qué arte he de entregarme? El corazón no entendía. Me entregué y nació con naturalidad el Jardín Marino. Mis preguntas sobre el arte no tardaron en encontrar respuestas.

Arte no es excavar en tus versos personales y hallar, con vanidad narcisista, el colorido de las palabras y nadar con ellas en la corriente de su tiempo arrastrando a otros, entretenidos en aguas someras, tan sólo para que te admiren. Arte no es la efímera ola que ni refresca ni ahoga y provoca admiración al anuncio del nuevo día.

Arte no es la esquizofrenia con sus geniales delirios. No es una falsa impresión que de manera pasajera tentará nuestro ego para retirarnos luego al día a día hasta el siguiente libro, para ganar nuevamente el aprecio de los demás. No tiene altibajos el arte, ni perspectivas ajenas. Todos somos uno.

Arte es el eje. La Magna profundidad que, conociendo su existencia o no, todos compartimos. Es esa fuente inmóvil sin la cual no hay nada. Es el ojo del huracán, tan sólo el ojo. Saber arremolinarse de forma diferente es un asunto personal. Pero lo personal estrictamente, incluso lo mío, incluso para mí mismo conlleva pesadez. Lo que hay tras las apariencias es el verdadero compartir.

Arte es el arte de la conciencia. De la conciencia de la pérdida, de nuestra propia muerte, del dolor, de la alegría, del amor, de la vida. Y, por encima de todo, que todos estamos aquí y ahora, y que esta grandeza la debemos a algo. Por último, arte es el medio que nos conduce a ese algo. Y es nuestro deber, dejarnos guiar hasta allí y entregarnos a ello.

A través de este Jardín Marino, este granito de arena que humildemente deposité en el desierto de Dios, que encuentre cada uno su propio oasis, cualquiera que sea éste, y descansando reflexione con el corazón, calladamente, el sentido de su trayecto, cuyo destino es el Amor.

* El texto fue traducido por las mismas personas que han traducido el Jardín Marino: dos amigos y profesionales maravillosos, Vicky Rouska y Emmanuel Vinader. Además el libro en cuestión no hubiera sido publicado sin el padre de la editorial Sial Pigmalión, Basilio Rodríguez Cañada, que desde el primer momento que nos conocimos me ha hecho sentirme como un hijo de su familia editorial. La labor de la coordinadora, Sofía Roilidou, siempre será un ejemplo de paciencia y persistencia para lograr algo en la vida y, por supuesto, el magnífico prólogo del Profesor Bernardo Souvirón que me parece como una introducción o continuación del propio libro.

El libro puede adquirirse en librerías o contactando directamente con la editorial, que lo remite sin gastos de envío añadidos:

Pigmalión Edypro
c/ Bravo Murillo 123, 3º izda, 28020, Madrid (España)
correo electrónico: info@pigmalionedypro.es
teléfonos: 91 535 41 13 – 686 500 013

Presentación del poemario “Reflexiones en un sacro jardín marino”

reflexiones_001

Edición bilingüe

La Embajada de Grecia, el Café Libertad 8 y el Grupo Editorial Sial Pigmalión tienen el placer de invitarles a la presentación del poemario Reflexiones en un sacro jardín marino del poeta griego Petros Malamidis. El acto tendrá lugar el lunes 15 de junio a las 19:00 h. en el Café Libertad 8, c/ de la Libertad 8, Madrid (Metro Chueca o Banco de España). La presentación del libro, traducido por Vasilikí Rouska y Emmanuel Vinader, correrá a cargo del profesor, escritor y helenista Bernardo Souvirón.

Petros Malamidis nos invita a una travesía por los mares y puertos de su universo poético. Con versos impregnados de salitre y arena, el poeta cavila sobre la existencia humana, el bien y el mal, la vida y la muerte, el principio y el fin… Reflexiones en medio de tormentas y naufragios, de vientos inclementes y embravecidos oleajes de entre los que surgirá, victorioso y deliberante, el eterno regalo del Amor.

Poesía, filosofía y meditación se encuentran entretejidas en un libro cuya lectura supone una de las escasas oportunidades que tenemos de leer en castellano la nueva poesía griega, renovadora y heredera a la vez de los grandes poetas griegos del siglo XX como CavafisSeferisElitis o Ritsos.

 [...] estas Reflexiones en un sacro jardín marino me han llevado de la mano a un mundo poético del que ya sabía y que conecta a este joven poeta griego con toda una pléyade de poetas antiguos (y modernos). En sus versos respira una larga tradición de poesía griega que arranca, me atrevería a decirlo, en Alcmán (un poeta griego, quizá de Esparta, de siglo VII a. C.) y que, a través del tiempo, pervive todavía hoy. 

Bernardo Souvirón

reflexiones_002

El autor firmará ejemplares del libro en la Feria del Libro de Madrid el viernes 12 de junio de 18:00 a 21:30 h., caseta 242, Editorial Sial Pigmalión.

Nuestro homenaje a Costas Montis (Pamplona) en la revista “Η Κύπρος μας”

I Kypros mas

Η Κύπρος μας (Nuestro Chipre), revista trimestral de los chipriotas de la diáspora, publica entre sus páginas la noticia del homenaje al poeta chipriota Costas Montis que organizamos en Pamplona el 30 de enero de 2015. El acto contó con la presencia de Antonis Toumazis, Embajador de Chipre en Madrid.

La publicación (en griego) se encuentra en la pág. 67 de la edición digital del nº 126 (enero- marzo de 2015) de la revista en cuestión.

El homenaje a Costas Montis en el periódico “Πολίτης”

politisEn el diario Πολίτης (Ciudadano) de Nicosia, entre las noticias del mundo cultural, aparece el homenaje a Costas Montis que organizamos en Laredo el 22 de noviembre de 2014 y se anuncia el siguiente que se celebrará en Pamplona el 30 de enero de 2015.

Podéis visualizar la página de la publicación (en griego) aquí. El número en cuestión se publicó el 15 de diciembre de 2015.

Página web del diario: www.politis-news.com